Text

Los beneficios del tomate para la salud han sido conocidos por la humanidad desde hace siglos.

Si me preguntas qué alimento contiene más beneficios para la salud, seguramente te contestaría que el tomate.

Es una fuente ABUNDANTE de antioxidantes. El tomate contiene en abundancia una sustancia llamada licopeno, el cual es un antioxidante muy eficaz y resulta muy útil y beneficioso contra los problemas del cáncer que causan los radicales libres.

Reduce el colesterol y protege el corazón El licopeno presente en el tomate igualmente previene la oxidación de lípidos séricos, ejerciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares

Fuente de vitaminas y minerales Un solo tomate puede aportar alrededor del 40% del requerimiento diario de vitamina C. La vitamina C es otro antioxidante natural que actúa contra el cáncer que causan los radicales libres. Otras vitaminas que podemos encontrar en el tomate son: vitamina A, abundante vitamina K, B1, B2, y minerales cómo fósforo, calcio, sodio, hierro, zinc y abundante potasio.

Mejora la visión: La vitamina A, presente en el tomate ayuda a mejorar la visión, la prevención de la ceguera nocturna y la degeneración macular.

Reduce la hipertensión, alivia la diabetes, ayuda a tener una piel sana, previene infecciones del tracto urinario, previene los cálculos biliares, entre muchos otros beneficios.

Así que entre más consumas tomate, mucho mejor.

INGREDIENTES

1 tomate.

3 rebanadas de queso mozzarella bajo en grasa.

Media taza de Pesto.

Un puño de piñones.

Lechuga y alfalfa al gusto.

¿CÓMO?

Cortas el tomate en rebanadas gruesas, y el queso mozzarella del mismo grueso que las rebanadas del tomate. Acomodas el tomate y el queso de forma de que queden uno después del otro. Después salpicas por encima con el pesto y por último pones los piñones encima de todo.

Para la ensalada, cortas en pedacitos la lechuga (la que te guste más), y encima de ésta pones la alfalfa. También pones un chorrito de Pesto encima de la alfalfa.

Enjoy!!

Text

Un desayuno súper fácil de hacer y muy rico.

Los beneficios del huevo:

Su consumo antes y después del ejercicio colaboran con: el mantenimiento muscular;  la recuperación posterior al ejercicio; la composición corporal y el fortalecimiento del sistema inmunológico en períodos de alto entrenamiento.

Su aporte de sodio es mínimo (aprox. 0.08 gramos por huevo).

Para mantener la salud de nuestros huesos, el calcio y la vitamina K son importantes ya que colaboran con el remodelado óseo (el proceso continuo que se produce en nuestros huesos, por el cual se reemplaza el hueso viejo por hueso nuevo).

Comer huevo tiene la capacidad de saciarte durante mucho tiempo (mucho mas que comer comida chatarra).

De esta manera evitarás, consumir calorías vacías y podrás tener un mejor control de tu peso ingiriendo un alimento que es sumamente nutritivo.

INGREDIENTES
1 huevo.
1 puñito de tomates deshidratados.
1/4 de aguacate.
Una rebanada de queso mozzarella bajo en grasa.
1 pan “thin” o un pan integral. (whole grain)
Sal de mar
Pimienta
¿CÓMO?
Pon a tostar el pan junto con el queso mozzarella para que éste se derrita. Ya que lo veas derretir, pon el aguacate cortado al gusto y después los tomayes deshidratados. Por último, haz un huevo estrellado (a mi me gusta casi crudo). Ya una vez cocinado ponlo hasta el final de la torre, corta la torre a la mitad de manera que la yema caiga sobre todos los ingredientes. Puedes prepararlo con un poco de sal de mar y pimienta.

image

Photo
Text

Este platillo es muy fácil y rápido para cuando no tienes mucho tiempo de cocinar, o tienes que llevarlo camino al trabajo.

Si tienes una paninera, es todavía más rápido ya que se cocina de los ds lados al mismo tiempo.

El pan pita siempre es una buena opción para acompañar tus alimentos, es bajo en calorías y tiene muy poca grasa y contiene fibra.

INGREDIENTES

  • Pan Pita.
  • Pesto de Albahaca.
  • Mozzarella bajo en grasa.
  • Tomate.
  • Pollo (de preferencia orgánico) cortado en tiritas y preparado con pimienta y sal de mar.


¿CÓMO?

Pon el pan pita en un sarten caliente y embárralo con el Pesto de albahaca. Agrega el queso mozzarella, los tomates y el pollo (previamente cocinado). Dobla el pan pita a la mitad y mantenlo a presión con una espátula, si tienes una paninera, mejor.

Espera a que se derrita el queso, y listo. 

Lo puedes envolver en aluminio y llevártelo por si tienes prisa.

image

Text

394 calorías para empezar tu día y mantenerte saciado por más tiempo.

La combinación perfecta entre proteína, carbohidratos (mejores por la mañana) y grasa insaturada. El aguacate es uno de los mejores alimentos para reducir el colesterol “malo” o LDL (low density lipoproteins) y aumentar el bueno, HDL (high density lipoprotein).

El huevo combate la inflacación, protege tu corazón (sí, es cierto), mantiene tus huesos fuertes, y te ayuda a tener una visión nítida, ayuda a controlar el apetito, entre muchísimos otros beneficios.

Las frambuesas son bajas en calorías, contienen un alto porcentaje en fibra, poseen propiedades antioxidantes (reducen efectos secundarios del metabolismo que pueden resultar en cáncer), contienen Vitamina C, y no tienen colesterol ni sodio.

Prepara tus huevos revueltos al gusto, tratando siempre de utilizar sal de mar en muy poca cantidad, y si pueden ser huevos orgánicos, mejor.

INGREDIENTES

2 panes tostados integrales. (whole grain)

Medio aguacate.

2 huevos.

1 puño de frambuesas.

1 té verde.

image

Text

La berenjena está compuesta por nutrientes, mucha vitamina E y C; y, con un bajo aporte calórico es una de las hortalizas más recomendadas para la salud.

- Una hidratación natural única, ya que más de 92% de la composición de la berenjena es agua.

- Pocas grasas, dado que no supera el 0,2% de grasas por cada 100g de berenjena.

- Alrededor de un 6% de hidratos de carbono y un 1% de proteína en su composición.

- Fuente importante de complejos vitamínicos. Las berenjenas contienen Vitamina A, C y B9 principalmente, además de otras del grupo B y E.

Estos y muchos otros son los beneficios que nos aporta la berenjena.

Para esta receta, necesitas:

INGREDIENTES

1 berenjéna. (la más grande)

1 cucharadita de sal de mar.

2 cucharaditas de aceite de oliva.

2 cucharaditas de aderezo Italian Light.

10 hojas de Albahaca.

1/3 de Queso Parmesano Gratinado.

1/3 de Queso Mozzarella gratinado bajo en grasa.

PARA LA SALSA

De 2 a 3 cucharaditas de Aceite de Oliva Extra Virgen.

3 gajos de ajo, picados súper finitos.

1 lata de salsa Ragú. (de la que trae pedacitos de tomate)

1/2 cucharada de Condimentos Italianos.

1/4 de orégano seco.

¿CÓMO?

Corta los dos extremos de la berenjena, después cortala en rebanadas gruesas. Pon las rebanadas en un papel para hornear y ponle un poco de sal de mar a las rebanadas por los dos lados. Déjalas reposar con la sal como por 30 minutos para que se absorba el agua de la berenjena. Después, precalienta el horno a 190 °C.

Mientras dejas las berenjenas con la sal, ve preparando la salsa. Calienta 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva (dependiendo del recipiente) y espolvorea el ajo picado muy finito (no dejes que se ponga café). Agrega la salsa Ragú , las especies Italianas, y el orégano y calienta la salsa en fuego bajo hasta que se vea espesa. Agrega agua a como lo vayas viendo necesario.

Después de 30 minutos, limpia la berenjena y quítale la sal. Agrega aceite en spray a una hoja para hornear, pon las berenjenas y velas empapando de la salsa (como si fuera pizza). Puedes espolvorearle un poco más de especias.

Después, combina el queso parmesano y el queso mozzarella con la albahaca previamente picada. Ponle una cantidad generosa de este mix a cada rebanada.

Después, metelas al horno y cocínalas por 20 minutos, o hasta que veas que el queso ya se puso cafecito.

Sácalas del horno y sírvelas calientes.

image

Text

Ingredientes

3 calabacitas (1 lb.)
¼ de Queso Parmesano Gratinado.
2 tazas de Cereal All Bran molido, o de empanizador all-bran.
1 huevo.
1 hoja de papel de cocina para hornear.

¿Cómo?

Precalienta el horno a 230ºC. Corta la calabaza haciendo una cruz desde la punta hasta abajo. Te van a salir 4 tiras, después corta esas tiras en tiritas más delgaditas.

En un bowl, prepara el mix agregando el huevo, junto con el cereal molido (empanizador), y el queso parmesano. Mézclalos bien, y despues empieza a agregar las tiritas. Empápalas bien con el mix. Después, saca las calabacitas del bowl y ponlas en la hoja de cocina con un poco de PAM. Mételas al horno y déjalas por 12 o 13 minutos o hasta que estén doraditas.

Y listo! Las puedes poner en conitos de papel o de cartón para presentación.



image

Text

Esta receta está ideal para cuando quieres cenar algo ligero y saludable. Aparte es súper rápido de hacer y necesitas muy pocos ingredientes.


Ingredientes:
2 tazas de quinoa (preferentemente quinoa roja).
3 tazas de agua.
4 puños de cilantro y lechuga.
10 hojas de arroz para envolver.

Aderezo:
4 cucharaditas de vinagre de arroz.
5 cucharaditas de salsa de soya. (preferentemente baja en sodio)
1 cucharaditas de ajo molido.
2 cucharaditas de gengibre fresco picado.
4 cucharaditas de aceite de ajonjolí.

Enjuaga y deja escurrir la quinoa. Hiérve 3 tazas de agua y deja la quinoa reposar ahí por 12 minutos. Mientras se cocina la quinoa, prepara el aderezo. Corta el cilantro y la lechuga y después combínalo junto con el aderezo en un bowl. Una vez que la quinoa esté lista, combínala en el bowl junto con lo demás.

Antes de armar los spring rolls, llena un pirex con agua. Mete el papel de arroz por 30 segundos o hasta que empiece a ponerse suavecito. No lo dejes mucho tiempo porque puede romperse. Pon el papel de arroz en una superficie plana y con una cuchara, ve llenando el papel de arroz con 3 cucharaditas del mix de lechuga con cilantro. Dobla las esquinas y enróllalo como un spring roll. 

Repite con los demás hasta que se acabe el mix, y listo.

Enjoy!!!!

image